¿Sabía que nuestro cuerpo no sería más que una masa de tejidos amorfos sin el colágeno? De hecho, el colágeno juega un papel importante en el funcionamiento de la mayoría de las estructuras de nuestro cuerpo. En esta publicación, abordamos información importante sobre el colágeno y sus propiedades.

Definición de colágeno y los diferentes tipos

El colágeno es una proteína. Su nombre proviene del griego “kólla”, que significa “pegamento”. De hecho, en nuestro cuerpo, el colágeno permite la cohesión de los tejidos y órganos. Además, aporta propiedades de hidratación, resistencia y flexibilidad.

Existen más de 20 tipos de colágeno en el cuerpo humano. Los tipos I a V representan el 99% de todo el colágeno del cuerpo. Estos diferentes tipos de colágeno se utilizan para hacer:

  • Tipo I: Huesos, tendones, ligamentos, piel y varios órganos internos.
  • Tipo II: Cartílago y estructura del ojo
  • Tipo III: Músculo esquelético y paredes de los vasos sanguíneos
  • Tipo IV: La mayoría de los órganos internos
  • Tipo V: La mayoría de los tejidos conectivos (de apoyo); a menudo asociados con el Tipo I.

¿Cómo se produce el colágeno?

El colágeno es una proteína o polipéptido. Por lo tanto, está compuesto por una cadena de aminoácidos unidos entre sí por enlaces peptídicos. Los aminoácidos son compuestos utilizados en todo el cuerpo a nivel celular. Pueden ser producidos naturalmente por el cuerpo o deben ser suministrados a través de nuestra dieta.

El colágeno es producido por diferentes tipos de células especializadas, incluyendo las células llamadas fibroblastos. Estas se encuentran en los tejidos conectivos, que juegan un papel muy importante en nuestro cuerpo. Los fibroblastos permiten ensamblar aminoácidos en polipéptidos y, por lo tanto, crear colágeno.

Unas cuantas palabras sobre los tejidos conectivos

Los tejidos conectivos se encuentran en todo nuestro cuerpo y están hechos principalmente de colágeno. Su función es conectar y apoyar a otros tejidos de nuestro cuerpo, especialmente a nuestros órganos. Además de su función de soporte, también llevan a cabo relleno, fijación, aislamiento y protección. ¡Los tejidos conectivos constituyen el 80% de todo el cuerpo humano! Se encuentra en diversas estructuras, incluyendo tendones, cartílagos, huesos, vasos sanguíneos, músculos y órganos como los ojos y la piel.

Los efectos del envejecimiento en la producción de colágeno

El envejecimiento y nuestro estilo de vida interfieren directamente con muchos procesos metabólicos. Esto incluye la capacidad de nuestro cuerpo para sintetizar nuevas proteínas, especialmente el colágeno. Según el Centro de Nutrición y Ciencias de la Alimentación de la Universidad McGill, es esencial que el cuerpo compense la ingesta de aminoácidos esenciales a través de los alimentos cuando no puede sintetizar nuevas proteínas.

Además del envejecimiento, existen otros factores que pueden aumentar la necesidad de aminoácidos en el cuerpo para la producción de nuevas proteínas, como el colágeno. Estos factores incluyen estrés, lesiones y ciertas enfermedades degenerativas asociadas con el envejecimiento. Fumar, la exposición a los rayos UV del sol y el consumo excesivo de azúcar podrían ser otras fuentes de estrés oxidativo de nuestro cuerpo, lo que puede afectar los requerimientos de aminoácidos.

Se estima que a partir de los 30 años la producción de colágeno disminuye alrededor de un 1% anual, porcentaje que aumenta a partir de los 50 años. En los tejidos ricos en colágeno, esto puede generar una disminución de la función que puede manifestarse por los siguientes signos:

  • Rigidez articular y muscular
  • Aparición de líneas de expresión finas y arrugas
  • Falta de tono muscular
  • Dolor de cuerpo
  • Regeneración más lenta de las heridas
  • Fatiga más frecuente

Irónicamente, la mayoría de nosotros acepta vivir con estas molestias menores, ya que no experimentamos ningún problema de salud significativo ni dolor al inicio de los treinta. Sin embargo, en lo que se refiere a la reducción de colágeno en nuestro cuerpo, estos problemas son solo la punta del iceberg; junto con el envejecimiento, esto afecta directamente nuestra salud y calidad de vida.

AminoLock Collagen

Cuando la producción de aminoácidos, colágeno, ya no es suficiente para satisfacer las necesidades del cuerpo, tomar suplementos puede ser una solución.

AminoLock Collagen le proporciona al cuerpo todos los aminoácidos necesarios para producir colágeno de todos los tipos. Gracias a su peso molecular más bajo entre los suplementos de colágeno en el mercado, AminoLock Collagen es absorbido más fácilmente por el cuerpo. Esta característica única puede resultar en efectos benéficos más marcados en la prevención de los signos de envejecimiento mencionados anteriormente, asociados con la reducción de la producción de colágeno.

La gama de suplementos de Genacol incluye varios productos, todos elaborados con AminoLock Collagen. ¡Estamos seguros de que encontrará un complemento que se adapte a sus necesidades!

Si necesita ayuda para encontrar el producto perfecto para usted, no dude en comunicarse con nosotros. ¡Será un placer atenderlo!

Contáctenos

You might like

Suplementos Genacol: Efectos secundarios y contraindicaciones

En general, tomar suplementos Genacol para el cuidado de las articulaciones es seguro para su salud. Nuestros productos naturales se fabrican en plantas farmacéuticas certificadas, […]

Joint Anatomy 101

Our mission is to promote joint health in the population. That’s why we often talk to you about subjects related to our joints, such as […]