“Más vale tarde que nunca”. Este dicho va perfecto con la idea de hacer actividad física.

A menudo escuchamos que, si tiene 50 años o más, es demasiado tarde para comenzar un programa de acondicionamiento físico, o simplemente para practicar deportes con más frecuencia. Sin embargo, esta mentalidad puede impedirle disfrutar de los muchos beneficios de la actividad física.

Es por esto que el equipo de Genacol ha querido abordar los beneficios del deporte no solo para la salud física, sino también para la salud mental; especialmente en las personas mayores de 50 años.

¿Qué significa hacer actividad física “regularmente”?

La fundación Heart and Stroke Foundation recomienda realizar 150 minutos de actividad física de alta intensidad a la semana. Esto equivale a, por ejemplo, cinco sesiones semanales de 30 minutos.

Es importante tener en cuenta que la cantidad de minutos se puede dividir en segmentos más pequeños, por ejemplo, 15 segmentos de 10 minutos repartidos a lo largo de la semana. En otras palabras, no es necesario que haga actividad física durante largos periodos para sentir los beneficios de hacer deporte regularmente. De hecho, primero debe encontrar actividades que le gusten y que le motiven a practicarlas. Además, hay factores importantes que debe tener en cuenta, como su horario, recursos (monetarios o de equipamiento), así como su estado de salud.

Tengo más de 50 años. ¿Debo consultar a mi médico antes de empezar a realizar actividad física?

Esta creencia persiste debido a las recomendaciones hechas en el pasado. Sin embargo, en la actualidad, ya no es relevante. De hecho, la institución American College of Sports Medicine ha revisado sus recomendaciones para practicar deportes a partir de los 50 años para animar al mayor número posible de personas a incluir este buen hábito a su vida.

Hoy en día, las personas que gozan de buena salud no necesitan solicitar una autorización de un médico para comenzar un programa de acondicionamiento físico o practicar un nuevo deporte.
Sin embargo, si padece una enfermedad cardiovascular, pulmonar o metabólica, debe consultar a un médico para cerciorarse de que sea seguro para usted hacer ejercicio regularmente. También debemos mencionar que, si quiere empezar a practicar un deporte que no ha hecho antes, podría ser buena idea tomar un curso o consultar a un entrenador calificado para pedirle orientación.

Los objetivos de actividad física de las personas de 50 años y más

Fácilmente podríamos dedicar páginas y páginas a los beneficios de la actividad física regular. En lugar de eso, hemos decidido analizar los beneficios junto con los tres objetivos principales para las personas de 50 años o más, lo que muestra claramente la importancia de mantenerse físicamente activo.

  • Mejorar la condición muscular: A partir de los 30 años, perdemos del 8 al 10% de nuestra masa muscular por década si no hacemos ejercicios que ayuden a mantener la condición muscular. Sin embargo, es alrededor de los 50 a 60 años cuando es más probable que se sientan los efectos de dicho “desgaste” muscular. De hecho, esto puede generar dificultades en términos de movilidad o locomoción. Por lo tanto, practicar alguna actividad física regularmente a medida que vamos envejeciendo puede retrasar la pérdida de masa muscular. Esto realmente ayuda a prevenir dificultades de movilidad a medida que envejecemos e incluso a mantener la independencia cuando somos mayores.
  • Mantener el equilibrio: Al igual que la fuerza muscular, el equilibrio es un factor determinante en la condición física de una persona. Entonces, al igual que con las funciones musculares, puede mejorar su equilibrio a través de diferentes tipos de ejercicios. Un mejor equilibrio reduce en gran medida el riesgo de caídas a medida que envejecemos. Las caídas pueden causar lesiones graves en las personas mayores, incluyendo las fracturas de cadera, de ahí la importancia de minimizar los riesgos.
  • Mantenimiento de las funciones cognitivas: La actividad física no solo es benéfica para la salud física. De hecho, se ha demostrado que la actividad física regular ayuda a retrasar el deterioro cognitivo en las personas mayores. Incluso podría ayudar a prevenir trastornos cognitivos, como la enfermedad de Alzheimer.

¿Está buscando mantener su salud y autonomía el mayor tiempo posible a medida que envejece? Entonces no subestime la importancia de realizar actividad física de forma regular. ¡Muchos aspectos relacionados con su salud física y mental se lo agradecerán!

Descubre nuestros productos

You might like

How to Improve Joint Mobility

It is important to continue to keep our joints in motion. Why? Joints are complex components of our body that are involved in every movement […]

Los beneficios de caminar

There is a sport that is accessible to all and has many unsuspected benefits. Indeed, some people even hesitate to call this discipline a “sport,” […]